Un radioenlace constituye un sistema de transmisión propio mediante ondas a través del aire. Permite establecer comunicación inalámbrica entre lugares distantes kilómetros entre sí,  carentes de una infraestructura cableada de comunicaciones. Para ello necesita disponer de un dispositivo emisor a un extremo de la línea de comunicación y de otro receptor en el extremo opuesto. Los mayores alcances se logran en la situación ideal de visión directa, sin obstáculos, entre ambos dispositivos.

Representa una solución idónea cuando una empresa dispone de varias sedes o delegaciones y la opción de formar una red de comunicaciones entre ellas mediante cable de cobre, fibra óptica o cualquier otro medio físico no es viable por los costes o por la complejidad de la instalación a acometer. Lo mismo puede decirse respecto al conjunto de cámaras, elementos de señalización, sensores, etc. que quieran instalarse para controlar carreteras, instalaciones, puntos limpios, polideportivos, almacenes, etc.

Los radioenlaces pueden trabajar como enlaces Punto a Punto o Punto a Multipunto. En el primer modo se establece una conexión inalámbrica entre dos extremos, en cada uno de los cuales habrá instalada una antena para crear el enlace. Los dispositivos que quieran hacer uso del enlace deben conectarse a las antenas de los extremos mediante switches cableados. En las configuraciones Punto a Multipunto uno de los extremos está preparado para admitir la conexión inalámbrica de cualquier tipo de dispositivos.

  • Por sus características son una solución idónea para crear la infraestructura de comunicaciones necesaria para el correcto funcionamiento de los Monitores Embarcados, las Balizas Móviles y el Sistema de Control de Cadencia de Paso.

  • En lugares de difícil acceso, donde el coste de la infraestructura asociada al cableado de datos es elevado, los radioenlaces constituyen una solución de coste sensiblemente inferior. Incluso es factible alimentar los equipos mediante energías alternativas como la solar o la eólica, resultando una solución idónea para regiones carentes de infraestructuras.

  • Proporcionan un sistema de comunicaciones en zonas en las que WIFI o 3G/4G/5G no son viables, funcionales o bien se carece de ellas.

  • Al tratarse de un enlace privado, implementan una infraestructura independiente de las operadoras de Telecomunicaciones. Una vez instalados, no existen cuotas fijas mensuales.

  • Proporcionan una conexión de datos compartida entre sedes distantes. De esta manera, por ejemplo, una ubicación con ADSL de fibra óptica podría proporcionar acceso a Internet a otras localizaciones donde no se disponga de conexión a Internet.

  • Bajo condiciones de visión directa entre emisor y receptor, se pueden alcanzar distancias de hasta 35 km, pero en ubicaciones sin visión directa es también posible la comunicación mediante la conexión de varios tramos intermedios, pudiendo alcanzarse distancias totales de cientos de kilómetros entre un extremo y otro del enlace.

  • Una vez establecido el enlace, los puntos intermedios del mismo pueden proporcionar conexión a cualquier dispositivo digital que se desee ubicar en ellos, como cámaras, sensores, paneles informativos, generadores de alarmas, etc.

  • El enlace posee elevados niveles de control de acceso para así poder proporcionar un canal protegido, seguro y privado.

  • Son dispositivos estandarizados bajo la norma IEEE 802.11ac. También contemplan modos propietarios y pueden configurarse para interconectar diferentes redes

  • Preparados para exteriores, pueden resistir temperaturas extremas e intemperie (desde -30ºC hasta +70ºC).

  • Proporcionan tasas de transferencia de hasta 800 Mbps (throughput).