Para ubicaciones en zonas de difícil acceso, donde la instalación de una red eléctrica es una tarea complicada o incluso imposible, existe la opción de incorporar un sistema autónomo de alimentación basado en paneles solares y aerogeneradores. Su independencia de la red eléctrica les proporciona una enorme versatilidad, haciendo posible su instalación prácticamente en cualquier ubicación imaginable.

Con estos sistemas se garantiza el suministro eléctrico necesario para conectar elementos de señalización, cámaras, emisores de infrarrojos, sensores, altavoces, radioenlaces, etc.

El dimensionado de estos módulos se establece atendiendo al requerimiento de suministro eléctrico: número de dispositivos conectados, horas de autonomía en las situaciones más desfavorables, etc.