Con el software adecuado, se puede proceder al análisis inteligente de las imágenes registradas por un sistema de cámaras de videovigilancia. Utilizando estas analíticas de vídeo se garantiza la detección de diversos eventos en la región monitorizada y la generación de los correspondientes avisos y alertas que se hayan programado al respecto.

Los tipos de analíticas existentes y su funcionalidad son muy diversos.

Merodeo

Cuando alguien permanece más tiempo de lo habitual en una zona puede ser indicio de merodeo. En ocasiones es indicativo de personas perdidas o desorientadas, ayudando estas analíticas a su rápida localización.

Sin embargo, hay veces en las que el merodeo conlleva comportamientos potencialmente peligrosos, incluso delictivos, con el consiguiente riesgo tanto para las personas que se encuentren en la zona como para los bienes materiales.

El sistema de cámaras, con una adecuada gestión de alarmas, ejercería una clara acción preventiva.

Objetos aparecidos y desaparecidos

Gracias al tratamiento de las imágenes capturadas se detectan tanto los objetos que aparecen de forma repentina como los que permanecen demasiado tiempo en una zona concreta, lo que es indicio de abandono.

De forma análoga, también se identifican desapariciones de objetos en la zona vigilada, lo que ayuda a la prevención de robos del material de las instalaciones

Mapas de calor

Realizan un seguimiento de los itinerarios que siguen las personas en regiones determinadas, permitiendo identificar zonas muertas y de máxima afluencia de público.

Por ejemplo, en una tienda, gracias a esta analítica se conoce el comportamiento del consumidor: las zonas por las que pasan principalmente los clientes, en qué productos se detienen y en cuáles no. A partir de esta información se pueden reorganizar la distribución de los productos y diseñar estrategias para captar de manera más eficiente la atención de potenciales clientes.

identificación de matrículas (ALPR)

Se trata de una analítica de vídeo capaz de leer e identificar la matrícula de todos los vehículos que pasen por el área de control que supervisa la cámara sobre la que se ejecuta, entrando o saliendo de la misma, lo que conlleva un incremento en la seguridad de la zona o instalaciones vigiladas. Además, el control de matrículas constituye una herramienta muy útil más allá de las tareas inherentes a la videovigilancia, pues con su ayuda se pueden crear estrategias de control de acceso a recintos concretos en base a una lista de matrículas asociadas a una serie de vehículos autorizados.

Esta tecnología siempre conlleva un efecto disuasorio frente a comportamientos incívicos o incluso delictivos. Además, la posibilidad de consultar en cualquier momento las matrículas detectadas constituye una ayuda importante de cara a poder esclarecer la presunta autoría de determinadas incidencias producidas en la zona supervisada al tener un control pormenorizado de todos  los vehículos que han accedido a ella.

El sistema propuesto es escalable, por lo que mejoras posteriores, como su integración con una base de datos al efecto, o la incorporación de nuevos elementos digitales de seguridad, es perfectamente posible.

Otras analíticas

  • Seguimiento de objetivos. Las cámaras pueden configurarse para centrarse en un elemento concreto de la imagen y seguirle durante el recorrido que éste haga.

  • Accidentes. La caída de personas al suelo es fácilmente reconocida por la analítica correspondiente cuando éstas permanecen en él más de un tiempo determinado para una zona concreta.

  • Conteo de personas y vehículos. Se produce cuando éstos cruzan una línea imaginaria, completamente configurable.

  • Detección de intrusiones, rostros, incendios, aglomeraciones, circulación por dirección prohibida, etc.