El término time-lapse se utiliza para hacer referencia a una secuencia de vídeo acelerada, donde la velocidad a la que suceden los hechos es mucho más rápida que la normal. Una secuencia en este formato tiene una duración mucho menor que un vídeo convencional. Dependiendo de la configuración que se aplique, 24 horas de grabación pueden condensarse en 2 ó 3 minutos de reproducción, lo que permite un examen rápido de una zona grabada a lo largo de un largo periodo de tiempo y efectuar de forma sencilla el seguimiento de los acontecimientos producidos en la misma.

 

Active Time Lapse es un dispositivo portable y de pequeñas dimensiones, diseñado para generar vídeos en este formato, reproducibles en cualquier ordenador mediante un reproductor convencional, a partir de las imágenes que registre de la zona donde quede finalmente instalado.

  • Toda la solución es configurable, de forma que es posible crear secuencias en este formato mediante la propia cámara del sistema, de hasta 8 megapíxeles de resolución, o bien obtener las imágenes desde otras cámaras ya existentes.

  • El producto se puede adaptar tanto a ubicaciones remotas mediante el uso de 3G/4G/5G (o radioenlaces) y alimentación solar, como a ubicaciones dotadas de infraestructuras convencionales de comunicaciones y suministro eléctrico. Su pequeño tamaño permite, además, integrarlo de forma discreta con el mobiliario urbano.

  • Ha sido concebido para aportar datos de interés adicionales, como son los valores de la temperatura y humedad relativa de la ubicación donde esté instalado. Si se desea, incluso puede añadirse un panel informativo de exterior acompañando al dispositivo en el que mostrar esas condiciones ambientales.

  • Todos los datos meteorológicos recabados, junto con los correspondientes vídeos, son presentados a través de una interfaz Web o una interfaz de usuario, completamente personalizables a la medida del cliente y accesibles desde ordenadores, tablets o smartphones.

  • Desarrollo y evolución de obras. Se registran los días que sean necesarios para estudiar y analizar cómo se ha desarrollado una obra concreta, cuál ha sido su evolución en el tiempo, y cuáles han sido las posibles incidencias producidas en el transcurso de la misma, o incluso el grado de afectación sobre el tráfico de la zona.

  • Comportamiento de las infraestructuras. Al mostrar una secuencia temporal con este formato, es posible analizar cómo se comportan determinadas estructuras bajo condiciones especiales, como fuertes vientos, lluvia, heladas o intensas nevadas.

  • Monitorización de zonas de trabajo. De especial interés en:

      • Accidentes.

      • Incidencias.

      • Tramos conflictivos.

      • Emergencias.

  • Seguimiento de actuaciones y elaboración de informes.