Se trata de un dispositivo inteligente que monitoriza cualquier sistema normalizado que se alimente con baterías, paneles solares y/o aerogeneradores como, por ejemplo, los elementos de señalización vertical de las carreteras, o los sistemas autónomos, normalmente aislados en ubicaciones remotas y alimentados con energías alternativas.

Se encarga de realizar un seguimiento del estado de la alimentación eléctrica mediante la medición de una serie de magnitudes analógicas de trabajo: temperaturas interior y exterior del armario donde se encuentre instalado, voltaje de entrada al armario, tensión de salida de la batería, y tensiones de funcionamiento de los diversos equipos integrados en el sistema.

Basándose en los rangos y umbrales que se le programen para las magnitudes medidas, genera alertas para las anomalías que se detecten en el suministro eléctrico (sobretensiones, subtensiones,  armónicos y otras incidencias eléctricas) como medida preventiva antes de que se llegue a producir un fallo importante del sistema al que se conecta. En función de esas alertas, emitirá una comunicación en formato de mensaje TCP/UDP o correo electrónico de aviso para mantener informado de ello al operador del sistema. Para cubrir así la posibilidad de que no se puedan enviar estos mensajes por problemas inherentes a la infraestructura de comunicaciones, el módulo de monitorización recopila y almacena internamente los datos medidos, junto con las alarmas producidas.

  • Dispone de una pequeña pantalla donde se muestran en tiempo real los valores de los parámetros monitorizados. También ofrece información de las alarmas producidas y cursadas.

  • Este dispositivo consta de un sistema propio de alimentación, de una autonomía mínima aproximada de unas 4 horas, ampliables bajo demanda.  Al quedar como último dispositivo activo, se garantiza que sea capaz de informar y alertar de fallos.

  • Está montado en una carcasa para de carril DIN normalizado TS35 (EN 50022, NFC 63015), de modo que su integración en cualquier instalación, sea nueva o ya existente, es muy sencilla.  También, bajo necesidad, se puede fabricar o suministrar en cualquier formato para interiores o exteriores (con certificación IP65).

  • Se puede acompañar este producto de un software específico que permita convertir un ordenador en un centro de control al efecto, en el cual se reciben y almacenan las alertas recibidas, de manera que se permite conocer de forma inequívoca el origen de la alarma.